El fin de la neutralidad en la red supone la libertad de los proveedores de banda ancha para priorizar unas páginas, servicios y dispositivos frente a otros

CCII neutralidad

El pasado 11 de junio, entró en vigor la legislación aprobada por la Comisión Federal de las Comunicaciones de Estados Unidos con la que se ponía fin a la neutralidad de Internet. Con la nueva situación, los proveedores de Internet tienen libertad para priorizar unas páginas, servicios o dispositivos frente a otros, acabando con la democracia que hasta este momento había en la red.

La legislación previa establecía que los proveedores de banda ancha no podían bloquear, ralentizar o priorizar unos sitios web frente a otros, es decir, todo el tráfico en la red debe ser tratado con igualdad. Además, tampoco podían realizar lo que se conoce como “priorización pagada” en la que se otorga mayor visibilidad a unas páginas frente a otras.

La Comisión Federal de las Comunicaciones ha tomado esta decisión argumentando que la neutralidad de Internet disuadía la innovación y deprimía la inversión en la expansión de la banda ancha.

Desde el Consejo de Colegios de Ingeniería Informática consideramos que la neutralidad en la red es un derecho básico de la ciudadanía, ya que Internet es una de las herramientas más democráticas de los últimos tiempos. Como profesionales de la informática, rechazamos la decisión tomada por la FCC pues va a favorecer la manipulación; impidiendo el acceso a determinados contenidos o priorizando unos contenidos frente a otros.

El fin de la neutralidad en Internet también ha sido rechazado por la mayoría de usuarios, así como por las grandes compañías y las empresas pioneras de Internet.

Por el momento, los proveedores de banda ancha van a mantener los servicios como estaban establecidos. Sin embargo, algunos expertos consideran que a la larga podemos observar como se realizan pequeños descuentos o acceso con datos ilimitados en determinadas páginas o aplicaciones.

Desde la profesión mostramos nuestra preocupación ante el fin de la neutralidad en la red. Además, desde el CCII seguimos trabajando para que se adopten las medidas necesarias para la regulación de los productos, actividades y servicios informáticos en todas sus vertientes, ya que la situación actual genera una indefensión tanto para ciudadanía como para las empresas.  Para ello, contamos desde hace tiempo con InformatiCALL, un documento de llamamiento a los gobiernos y la sociedad sobre los productos, actividades y servicios informáticos en la Sociedad de la Información y el Conocimiento.

Puedes consultar más información sobre la neutralidad de Internet en el siguiente enlace.